El Señor Adams

Spread the love

El día de ayer fuimos a una comida donde conocimos a un doctor dedicado a los cuidados del pie diabético, una condición sumamente delicada para los que la padecen y una que puede terminar en la amputación del miembro si es que no se reciben los cuidados necesarios como aquellos que este doctor provee. Si bien su profesión era muy interesante para nosotros para mi lo fue mas la historia de su familia de apellido Adams. Este apellido es uno que abunda en el mundo anglo sajón, sin embargo pocos son aquellos quienes son descendientes del presidente John Adams.

John Adams es probablemente uno de los presidentes norteamericanos menos conocidos de todos algo que a mi punto de vista y al juzgar de la historia me parece algo injusto puesto a que hizo enormes cosas para su país y para creas su patria, lo que hoy son Los Estados Unidos de Norteamérica. Su falta de fama, o más bien aquella que ha sido olvidada por el público en general moderno, puede que se deba al hecho que es el sustito del primer presidente de los Estados Unidos George Washington, sin embargo me atrevo a decir sin temor a equivocarme que hizo tanto como su predecesor por su patria o incluso mas.

John Adams comenzó su carrera en la vida publica como servidor de la corona británica en las colonias norteamericanas donde fungió como abogado, uno que tenía siempre una reputación solida debido a su fuerte trabajo, a la rectitud de sus actos y al sentido de comunidad. Si bien estos atributos son unos especiales para cualquier persona, lo son más para el Señor Adams dado a que era un hombre de un temperamento fuerte, fugas e inclusive colérico, lo que significa que para tener los atributos que hemos mencionado aquí tuvo forzosamente que superarse a si mismo de manera mayúscula.

Su servicio a la corona del rey de Inglaterra ceso cuando se entero de la matanza de Boston y del impuesto que se había impuesto sobre el té en las colonias. Su indignación llego al pique cuando los británicos pusieron a las colonias bajo un gobierno militar y fue aquí donde comenzó a ser una de las mayores voces independentistas de todas las colonias. Durante esta guerra, Adams sirvió como emisor de las colonias y del ejército continental en la corte de Versalles del rey Luis XVI quien terminaría decapitado unos años después.

Su misión fue una complicada, consistiendo en convencer a los franceses a crear una alianza con los norteamericanos para sacar a los británicos del continente norte. Mientras ahora nos podría sonar muy fácil esta misión no lo era así puesto que cuando llego a la corte francesa nadie esperaba que los colonos fueran a derrotar a los ingleses quienes simplemente derrotaban a todo mundo siempre, sin embargo logro su objetivo y fue por esto que ganaron la guerra creándose así los Estados Unidos de Norteamérica.

Tras los dos términos de Washington Adams siguió en la línea y fue el primer presidente de E.U.A en utilizar la Casa Blanca y el primero en perder una elección en el futuro.