Proceso Creativo

Spread the love

Desde hace seis meses he estado en unas de las famosas escuelas de inglés online, que me han servido de maravilla para poder hacer lo que más me gusta que es escribir, sin embargo, el no dominar la lengua inglesa bien me limitaba mucho en mis opciones de ejercer la pluma eficazmente, algo que me desesperaba de cierta manera.

El escribir también fue algo que me tardé en desarrollar  y que con el que me enfrenté a muchos muros para llegar a una posición relativamente buena donde puedo decir que vivo de la literatura.

La vida de los escritores es una vida muy difícil como todo mundo sabe, sin embargo no tiene que serlo así ya que la más grande razón por la cual fallan los hombres de letras por muchos años se debe simplemente a que no entienden el proceso  de escritura, por lo que muchos terminan sus obras prematuramente con el afán y necesidad de publicarlas, mientras que muchos otros se extienden demasiado en querer pulirles por lo que terminan por no terminar o hartos y aburridos de su propia obra.

El proceso adecuado de una obra es el siguiente :

-Input- 

Toda historia tiene forzosamente que nacer de una idea para poder trascender. Esto significa que gran parte del tiempo de un escritor es la caza de ideas. Sin embargo, las ideas buenas muchas veces se encuentran en los lugares menos convencionales por lo que el input –o adopción de una idea- puede venir inclusive de manera inconsciente de fuentes abstractas.

-Incubación –

La incubación de una idea es el proceso mediante el cual absorbe los nutrientes de aquellos elementos visibles o abstractos de los cuales se absorbieron. La incubación de la idea puede llevar horas, días o inclusive meses por lo que se debe de tener la paciencia cuando la idea no está bajando o se piensa que aun no se tiene. Es aquí, al ignorar este principio, cuando muchos escritores se toman de la idea equívoca para despegar un escrito. Naturalmente, es posible que no haya idea en incubación cuando no hay idea clara no haya idea. Sin embargo, es necesario saber distinguir cuando hay idea, un sentimiento tan claro como cuando se ven las nubes grises formándose en los cielos, indicando que va a llover.

-Evaluación – 

La evaluación llega cuando la idea es ya algo clara y es momento de poner el lado izquierdo del cerebro a hacer su labor analítica y científica que proveerá a la obra de forma, estructura y coherencia esenciales para que la idea pueda ser aterrizada de manera legible a ojos profesionales y entrenados, de lo contrario la idea jamás saldrá a la luz.

Este es el proceso que se debe llevar acabo para que una obra literaria pueda ver la luz y llegar a los millones de ojos ávidos de lectura, por lo que entender al mismo es imprescindible para tener éxito en el mundo de las letras y poder con ellos sobrevivir en un mundo tan complejo como el nuestro.