Sin senos no hay paraíso: ¿El libro o la telenovela?

Spread the love

Mi esposa y yo decidimos ir a ver comedores de mármol a una tienda departamental, pues queríamos cambiar el que tenemos de madera. Mientras caminábamos por las distintas opciones que estaban exhibidas, vimos que una joven traía bajo el brazo el libro de ‘Sin senos no hay paraíso’, uno que yo ya había leído. Mi mujer lo señaló y dijo que esa era una buena serie. Yo le respondí que no era serie, que era una telenovela y que el libro era cien veces mejor. Por lo que empezó un debate. Aquí expondré algunos de los puntos que le hice saber, defendiendo la literatura.

Para empezar, ‘Sin senos no hay paraíso’ trata de un grupo de chicas que quieren ganar mucho dinero y salir de la pobreza, por lo que tienen que recurrir a ser chicas prepago, es decir, prostitutas. Una de ellas, Catalina, el personaje principal, siente que le falta algo a pesar de ser una niña muy bonita, quiere tener pechos más grandes, pues le dijeron que con eso lograría tener más clientes y, por consiguiente, más dinero. Así que buscó por todos los medios conseguir la plata suficiente para realizarse la operación. La historia avanza y la niña lucha contra sus sentimientos, los de quedarse junto al chico que ama, quien al estar lejos de Cata se mete con la mamá, o seguir como prepago y casarse con un hombre millonario.

La primera gran diferencia es que en la novela las chicas parecen de 18 años o mayores, cuando en la novela se tratan de pequeñas de 13 años, lo que hace la historia más cruda y cruel, pues desde esa edad ya se están metiendo con hombres veinte años mayores que ellas, y todo por salir de la pobreza que se vive en su país y por la avaricia de tener todos los lujos. El tener en la mente a niñas prostituyéndose y queriendo operarse para agrandar sus senos es muy fuerte. Sin embargo, si ves la telenovela antes y luego lees el libro, imaginarás a las bellas actrices que aparecen en la producción audiovisual.

La producción de Telemundo consiguió tanto impacto gracias a que supieron manejar y alargar la trama, además de poner como protagonistas a exuberantes mujeres, muy bellas y sensuales. Mientras que con el libro no pienses que esto pasara, ya que trata de menores. Incluso el novio de Catalina es muy joven, quizá unos 17 años si no mal recuerdo, y aun así logra tener una aventura con la madre de su novia. También un tema muy fuerte y sensible para tratar.

En resumen, si lo que deseas como la mayoría de las personas es deleitarte con una producción muy visual, que atrapa a los hombres por las bellas féminas y a las mujeres por el drama que manejan y el suspenso que generan capítulo a capítulo, la telenovela es la mejor opción, pero si quieres algo más apegado a la realidad, lleno de crudeza y un relato muy bueno, adéntrate en las páginas del libro, el cual no te decepcionará.